IX Jornada de Derechos Humanos y Salud Pública

 

                                  Bienvenida
        IX Jornada de Derechos Humanos y Salud Pública
        ¿Cómo se está concibiendo la seguridad?

                            03 y 04 noviembre 2022

Organizada por  Escuela de Salud Pública “Dr. Salvador Allende G.” de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, en conjunto con la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Chile, la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile,  la Universidad Austral de Chile y  el Núcleo de Desarrollo Inclusivo, la Jornada de Derechos Humanos y Salud Pública aborda la seguridad pública y los derechos humanos desde la perspectiva del fortalecimiento de la calidad de vida en comunidad, del bienestar colectivo y la restitución de la confianza entre las personas que habitamos este país. Sin duda se generarán múltiples reflexiones en la materia, pero quisiéramos replantear la seguridad ligada a la protección de la vida y no a la seguridad meramente asociada al orden público y al control social.

En nuestro país, el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, más que una definición lo aborda a partir de sus funciones asociadas a esta materia, entre ellas: Proponer al Presidente de la República las normas y acciones sobre políticas internas orientadas a mantener el orden público, la seguridad y la paz social y -Coordinar los Ministerios encargados, en sus respectivas esferas de competencia, de la seguridad pública y ciudadana.

De estas funciones podemos destacar como palabras claves y que marcan una orientación del Ministerio los conceptos de orden público, la paz social y la seguridad pública y ciudadana.

Por su parte, la Subsecretaría de Prevención del Delito, dependiente del Ministerio del Interior y Seguridad Pública declara como misión “diseñar, implementar y evaluar políticas públicas orientadas a prevenir delitos, rehabilitar a los infractores de ley y apoyar a las víctimas”. Asimismo, señala que posee “una serie de programas orientados a fomentar la participación ciudadana, colaborar con las policías, y apoyar a los municipios para construir un país más seguro y mejorar la calidad de vida de todos los chilenos y chilenas”.

Para ambas institucionalidades el foco está puesto mayoritariamente en materias delictuales y de control del orden público, donde la seguridad de las comunidades está relacionado a la mayor dotación de policías como una medida efectiva para la supuesta protección de los/as habitantes, argumento que se ha utilizado para  respaldar el actuar de las policías y militares en la intervención y copamiento de espacios públicos, tanto en circunstancias de movilización social como en causas de reivindicación territorial de los pueblos originarios.

A lo anterior se adiciona la forma en que los medios de comunicación hegemónicos entregan los contenidos en horarios de alto consumo de televisión. Los mensajes frecuentes son basados en la violencia y los sucesos que acontecen se magnifican en repeticiones de forma de generar un temor mayor en toda la población que se informa por el medio televisivo.

Sabemos que hay redes sociales que van repitiendo de otra forma lo que transmiten los medios masivos pero el mensaje está apoyado en el temor y en la desconfianza que destruye la seguridad que se obtiene al compartir con el colectivo social el tiempo histórico que nos tocó vivir.

Pensamos que construir confianza nos permite a su vez construir seguridad basada en la protección social, pero esto se ve amenazado por la desconfianza basada en la individualidad fortalecida por el modelo neoliberal que pregona el “cada quien con sus propios recursos y planes de vida”.

El concepto seguridad también lo utilizamos para distinguir bienestar en lo que se refiere a “seguridad alimentaria” o “seguridad laboral”, por lo tanto, todo ello tiene una connotación del desarrollo de la vida de los seres humanos y de todes los seres vivos.

La Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada el 10 de diciembre de 1948, estableció un trípode de derechos sobre cuya base se deben materializar los demás. Se enfatiza que toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y la seguridad, “ésta última se refiere precisamente a que la seguridad es el correlato de las dos anteriores, en el entendido de que las personas no deben  estar sometidas a una serie de amenazas, agresiones físicas o psicológicas, amedrentamientos, coacciones, extorsiones y un abanico de acciones de violencia que pongan en riesgo la vida, integridad física, la tranquilidad, la propiedad y el derecho a vivir en paz que se merece todo ser humano”.

En consecuencia, la reflexión que realizaremos en la IX versión de la Jornada de Derechos Humanos y Salud Pública se construye en conjunto como un espacio de creación conceptual y de diversas propuestas de políticas y prácticas en materia de seguridad   y su vinculación con los derechos humanos. 

En este sentido, les invitamos a conversar, reflexionar y compartir este espacio creado para toda la comunidad.

Les esperamos!

Compartir:
https://uchile.cl/sp138567
Copiar